Durante todo el fin de semana tendrá lugar un taller de construcción con balas de paja, cuyo objetivo será por una parte difundir este sano, barato  y ecológico material de construcción y por otro, que quede una pequeña caseta de herramientas que de servicio al huerto escolar del Colegio Público Les Rotes

El taller corre a cargo de:
–       Iñaki Urkía, prestigioso arquitecto especializado en bioconstrucción

–       Manuel Alamar, constructor con mucha experiencia en casas de balas de paja. manuelalamar@yahoo.es

–       José Mingues, aparejador alicantino, ha dirigido varias obras de casas con balas de paja en la provincia de Alicante. jose@casaterra.es
CARACTERÍSTICAS
La caseta tendría unas medidas de 2 m por 3 m, es decir de unos 6 m2  aproximadamente, por 2,10 m de altura.

Constaría de puerta y tragaluces de vidrio, hechos con botellas recicladas.

El tejado será verde es decir, recibierto con tierra y sembrado, pues se evita el uso de tejas, que pudieran ser menos seguras si los chavales acceden indebidamente al tejado.

La cimentación, que sirve fundamentalmente para aislar la paja de la humedad, se hará con neumáticos usados, otro material de desecho que se recicla, lo cual hace que el taller de bioconstrucción sea lo más completo posible.

Tanto interior como exteriormente se enfoscaría con barro.

BREVE HISTORIA DE CONSTRUCCIÓN CON BALAS DE PAJA

La paja es uno de los materiales de construcción más antiguos conocidos. Combinado con el barro se ha utilizado durante miles de años. En Alemania hay muchas casas de barro con paja de más de 500 años de antigüedad que aun se están utilizando. En Inglaterra hay más que 100000 casas de “cob” (barro y paja) de 200-20 años que se siguen usando como viviendas.

Las casas de Fardos de paja son relativamente nuevas, por la simple razón de que la máquina embaladora lo es. La embaladora manual fue inventada en los EE.UU. en 1850, la de caballos en 1875, y la de vapor en 1884. La primera casa (documentada) hecho con Fardos de paja fue construida en las llanuras de Nebraska en 1896-97 (allí no había ni madera ni piedra con que construir). Empezaron como casa “temporales” mientras los colonos esperaban la llegada de materiales para hacer “casas de verdad”. Pero se dieron cuenta de que era un material muy aislante, fácil de trabajar, y barato. Así que entre 1915-1940 fueron construidos bastantes casas (hay uno 70 casos documentados). En Europa, la casa de Fardos de paja más antiguo conocido fue construida en Montargis, Francia en 1921. A partir de 1940 (sea por la 2º Guerra Mundial o por la presión de los empresarios del cemento) este estilo de construcción cayó al desuso. La mayoría de estas casas han sido abandonadas, pero aún quedan unas docenas de estos edificios que están en buen estado y que se siguen utilizando.